Voluntad Indómita, de Martín López Corredoira: reseñado en «Periodista Digital»

“Padre, hijo y espíritu santo: el capital —los bancos, las multinacionales—, los políticos de la democracia y los medios de comunicación. Son una y la misma fuerza en sus distintas formas de expresión. El dinero, el padre, es el creador de todo movimiento en las sociedades democráticas; el político es su profeta movido por aquél e hijo de la fuerza que lo coloca en el poder visible sobre las masas; el espíritu santo es la manipulación mediática al servicio del dios dinero, es el poder intocable al servicio del mensaje del político que paga sus servicios. He aquí, hermanos, el gran misterio de la Santísima Trinidad… ¡Santa, santa democracia!”

Así se expresa el Dr. en Filosofía y Dr. en Cc. Físicas Martín López Corredoira (1970-) en su demoledora obra Voluntad. La fuerza heroica que arrastra la vida (vol. II), la cual ha sido recientemente reeditada con Ediciones EAS. En esta trae a colación cientos de citas de pensadores clásicos que aportan luz a viejas y nuevas perspectivas sobre la vida actual. Es una obra dirigida a un público culto amplio, más allá de los círculos académicos, al que le guste pensar y no tenga miedo de salirse del jardín de los ofendiditos o lo políticamente correcto.REBAJAS

Según Juan Arana —catedrático de filosofía de la Universidad de Sevilla y prologuista de la obra—, “Martín es un genuino iconoclasta que no deja títere con cabeza, empezando por sí mismo. (…) Sus enemigos favoritos son los mercaderes, los especuladores, los funcionarios, los sabios oficiales, los políticos, los progres, los sacerdotes, los religiosos, los feministas, los que administran el cotarro de la cultura, los fachas, los rojos, los demócratas… ¿Para qué seguir?: tirios y troyanos. (…) Hace tiempo visité Puerto Rico pocos meses después de que la isla fuera asolada por el ciclón Hugo. Esperaba encontrar un paisaje de devastación, pero me sorprendió comprobar la pujanza y lozanía de la vegetación. Así me lo explicaron: ‘Siempre pasa lo mismo después del huracán: el vendaval arrastra todo lo caduco y podrido, efectúa una poda gigantesca. La humedad que deja riega los renuevos que ya no encuentran nada que estorbe su crecimiento…’. Considero que con el libro de Martín ocurre algo semejante. No diré que me haya servido de lectura espiritual, pero tampoco le ha quedado lejos…”.

Filosofía a martillazos, parafraseando a Nietzsche. Probablemente, en otro tiempo hubieran llamado la atención las diatribas contra el mundo académico, o contra la democracia, o contra el arte de vanguardia, u otras, pero hoy la vaca sagrada, el dogma intocable, es aquel que pregona que la mujer ha sido y sigue siendo una inocente víctima y el hombre (masculino) ha sido y sigue siendo un violento e injusto opresor que abusa de su poder. Es precisamente por el capítulo dedicado a este tema que esta obra ha sufrido la censura de su primera edición en un solo volumen de 2015 por Ediciones Áltera.

En 2017, una twittera que se definía a sí misma como feminista, comunista y “prototipo de mujer polimórficamente sensible”, puso en su página de Twitter una selección de textos de uno de los capítulos (el número 5 del volumen I) de Voluntad, maldiciéndolos. Fueron unos fragmentos sesgados, sacando frases fuera de contexto y dejando de lado múltiples consideraciones, desfigurando y distorsionando el significado de la obra, con el ánimo de proclamar el manido “machista, machista, machista…” que tanto se escucha en nuestros tiempos. Es un capítulo incendiario, ciertamente, habla mal de las mujeres ordinarias, sí, como también habla mal de los hombres ordinarios, pero la causa del incendio que ha originado no la atribuye el autor a sus méritos, sino al momento que vive nuestra sociedad actual arrastrada por el feminismo radical. Voluntad no es realmente un tratado sobre la cuestión del género, aunque sí se atreve a opinar fuera de lo políticamente correcto sobre el tema en algunas partes,citando para ello a multitud de pensadores clásicos: Rousseau, Schopenhauer, Nietzsche, Freud,…

El episodio de Twitter arrastró a una ralea de seguidores que repitieron a coro una ristra de improperios contra el autor, originando una cascada de noticias periodísticas sobre el libro y su autor escritas por quienes no se han leído ni dos páginas seguidas de la obra y se limitan a seguir a las hordas de la red social. Hubo agentes de diversos colectivos feministas y particulares enfurecidos que llamaron a la editorial para pedir la retirada de la obra, y se dieron también amenazas de demandar al autor. Ediciones Áltera retiró el libro del mercado en 2018, por considerarlo ofensivo para las mujeres. La acción de la editorial fue ilegal, pues, como recoge el art. 20.5 de la Constitución Española, “Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial”, y hasta el momento no consta que se haya presentado demanda alguna para solicitar el secuestro del libro, y menos aún que haya sido admitida por ningún juez. A raíz de ello, el autor ha demandado judicialmente a Ediciones Áltera por incumplimiento de contrato, y esta ha tenido que indemnizarle. Moraleja: el que la hace la paga, no sale gratis saltarse la ley, ni aunque sea siguiendo las ideologías de moda.

Permitir que Voluntad con sus diatribas más críticas deje de ser accesible al público supone dar la razón a quienes han reclamado su censura. Por ello, la Editorial EAS ha venido al rescate/reedición de la obra censurada, en formato de tres volúmenes separados correspondientes a sus tres partes. El primer volumen fue publicado a finales de 2019, y ha salido en 2021 a la venta el segundo volumen, el plato fuerte, como lo llama el autor; un tercer volumen se publicará en 2022.

Mas no todo es martillo y polémicas en esta obra. Hay una más que interesante parte constructiva y perseguidora de altos fines. Es un libro de filosofía salvaje, indómita, que cuestiona todos los valores de nuestra sociedad, sumergiéndonos en un nihilismo, pero que busca con esperanza la verdad, la belleza y la bondad a pesar de todo. Se busca lo más noble y elevado en el ser humano, algo capaz de sacar a la especie de su entumecimiento. Dicho fin es la Voluntad con mayúsculas, el impulso que nos lleve hacia empresas magnánimas, los movimientos exaltados por alzarse más allá de la existencia vegetal, el hombre por encima del hombre y de la decadencia cultural y espiritual de nuestra época, lejos de las religiones o sectas, desdeñando la politiquería vulgocrática o la cultura circense para la plebe, al margen de la actividad estéril de especialistas académicos, del declive del arte o de la sumisión a los mercados y poderes económicos. Confluye en él la intención de búsqueda incansable del ser y el reencuentro con la voluntad como medio y fin del sentido de nuestra propia existencia.

Se da aquí toda la filosofía práctica en lenguaje kantiano, todo el planteamiento existencial del deber ser, pero no es un manual académico sobre la cuestión. Este libro va dirigido a unos pocos soñadores despiertos que conocen el terreno que pisan. Va dirigido a personas emprendedoras, con coraje, que luchan por la verdad y sus consecuencias, y que pretenden satisfacer a la vez sus anhelos humanísticos. No se dirige a quienes huyen de la verdad; a esos se les llama cobardes. Tampoco se dirige a quienes conociendo la verdad la guardan en un cajón o la utilizan simplemente para ganarse las habas con sus discursos en una universidad.

Diversos escritores o filósofos han mostrado en sus reseñas sobre el libro su asombro con expresiones como: “Como una suerte de Ulises voluntarioso que buscase, no la sucesión de aventuras mitológicas, sino los encuentros con las principales incógnitas de la Filosofía, Martín emprende un viaje sin pausa en el océano proceloso de la indagación. Su nao es la Voluntad, ese ánimo que nos impele a ser, móvil que en el ser humano u homo sapiens es mucho más que el básico instinto de conservación o la lucha por la subsistencia o la rara filantropía de cobijar y defender al grupo familiar, al clan o a la tribu” (Edmundo Moure, escritor chileno, expresidente de la Sociedad de Escritores de Chile); “Lo importante no es determinar si pensamos o somos (la probidad del esclavo), sino reconocer nuestra voluntad de ser como queremos ser y consagrar la vida en pos de un superior ideal de belleza” (José Vicente Pascual; novelista y periodista con varios premios literarios importantes en su haber); “la Voluntad triunfante. El uno frente a la masa” (Miguel Ángel Castro Merino, filósofo, profesor de IES, ensayista); “un rebelde metafísico” (Luis Fernández Castañeda, filósofo, blog La Caverna de Platón); “Realmente, a veces, da ganas de meterle fuego a todo, pero a falta de piromanía, mejor lean a Martín López Corredoira” (Manuel Pociello, escritor, blog Forolibro).

“Ésta es la única lírica contenida en la Naturaleza, en pugna consigo misma: la sorda codicia, la insensibilidad y la inercia que libran una lucha con la poesía —como dijera el poeta idealista Novalis. ¿Qué poesía nos queda en verdad aparte de la de los que están soñando? La que la verdad encierra en sus amplios espacios vacíos. ¿Qué poesía? La misma cruel vida, el dolor entre las bellas rosas. ¿Qué poesía? El camino infinito que la busca en una naturaleza que no puede albergarla. […] Sólo la Naturaleza es. Tan sólo el apresuramiento del material, interminable, sin sentido alguno, con toda la mística o poesía que de ello se pueda extraer.” (Voluntad, Vol. II)

https://www.periodistadigital.com/cultura/libros/20210901/voluntad-indomita-noticia-689404503314/

(c) periodistadigital.com

Ir arriba